Día de la Resistencia Romaní, Insurrección del 16 de mayo de 1944

by Seo Cizmic

Imagen Romani Resistance

El 16 de Mayo es el “Día de la Resistencia Romaní”, una fecha que ha calado profundamente en el corazón del movimiento activista juvenil como un hecho destacable y significativo que pone de manifiesto no solo la revuelta de dicho día en la Sección del Campamento B II  de Auschwitz-Birkenau el “Campamento Gitano”, sino que también visibiliza la lucha activa contra la privación de derechos y en contra del registro “racial” mantenida desde el inicio. La comunidad Roma y Sinti estuvo organizada, siendo parte de los Grupos de Resistencia, y participando desde diferentes posiciones pudieron jugar un papel importante en los movimientos de liberación nacional de la  Europa oriental y del sudeste que se dieron en los territorios ocupados, también hubo cooperación con el Movimiento de Resistencia en Francia.

Es relativamente reciente y  muy escaso el “conocimiento-reconocimiento” de documentación y materiales de divulgación acerca de la barbarie sufrida por las víctimas Romaníes del nazismo durante La II Guerra Mundial. Factores como la lentitud en el proceso del reconocimiento político y legal hacía las víctimas han contribuido a generar un enorme déficit en el pozo sin fondo de la deuda con la Memoria Histórica del Pueblo Romaní. No fue hasta 1982 cuando se consiguió la posibilidad del reconocimiento por parte del gobierno alemán, llegando a través de la construcción de un memorial similar a los dedicados a otros colectivos y víctimas del Holocausto, siendo inaugurado en el año 2012 en la Ciudad de Berlín;  “tan sólo” 67 años después de lo sucedido…

Esta serie de acontecimientos frustrantes para la reconstrucción Bio-política de un Pueblo dan lugar a que se generan procesos de resiliencia recuperando las narrativas populares e informaciones recogidas a través de entrevistas y testimonios en primera persona de víctimas Romaníes y Judías que sobrevivieron al horror del Holocausto durante la II Guerra Mundial. Éstas merecen un lugar especial y del mismo valor que estudios científicos de investigación avalados y contrastados por informes de la época, muchos de los cuales fueron obtenidos de las transcripciones de las declaraciones de los oficiales nazis juzgados en Núremberg. Debemos señalar que en los juicios de Núremberg no se juzgara a ningún culpable por los crímenes cometidos contra las víctimas Roma y Sinti durante el Holocausto, y que tampoco ningún superviviente Romaní y Sinti fuese a dar su testimonio durante aquel periodo. Este hecho no hace más que poner de relieve la invisibilidad y la memoria silenciada que incluso ha dado lugar a la negación del Genocidio Romaní.

Desde los Movimientos Romaníes Pro Derechos Humanos se realiza un intensivo trabajo a nivel local y europeo para sacar a la luz  acontecimientos como el sucedido el 16 de mayo de 1944 durante el intento fallido de liquidación de 6.000 Romaníes, mujeres, hombres y niños en las cámaras de gas. Gracias a la Resistencia de los prisioneros se organizó un acto de insurrección, urdiendo una estrategia de defensa liderada por muchos de los prisioneros que paradójicamente fueron ex soldados y combatientes del ejército alemán durante  La Primera Guerra Mundial.

“Un guardia de la SS relató la gran dificultad en la acción especial en el “campamento de los gitanos “siendo esta la mayor que se había llevado a cabo en Auschwitz… Los gitanos, que sabían lo que les esperaba[1], gritaron, se desencadenaron peleas, hubieron disparos y muchos heridos. Los refuerzos de las SS llegaron cuando los camiones sólo estaban medio llenos. Los gitanos incluso usaban panes como misiles. Pero las SS eran demasiado fuertes, demasiado experimentados, demasiado numerosos”.

Dazlo Tilany hablando de la liquidación del campamento gitano.

Para concluir este artículo me despido citando a mirno prhala Pierre Chopinaud:

“Manifesto de la Resistencia Romaní” [2]

“La destrucción psicológica, biológica, física y el espacio ocupado por esos campamentos nunca han sido cerrados para la mayoría de nosotros. Aquellos que intentan ocultar el hecho de que estas revueltas existieron e imponen una memoria prescriptiva bajo la ley son los que, al hacerlo, son cómplices en autorizar o cometer crímenes políticos actuales que se pueden repetir en el futuro”.

Pierre Chopinaud de La Voix de Rroms en Paris.

Opre Roma! Oprelogy!

 

[1] Este hecho demuestra que los prisioneros Roma y Sinti disponían de  información efectiva que era suministrada por los grupos de Resistencia activos.

[2] Pag 197-207 EDUCATION FOR REMEMBRANCE OF THE ROMA GENOCIDE Scholarship, Commemoration and the Role of Youth by Anna Mirga-Kruszelnicka, Esteban Acuña C. and Piotr Trojanski