Gitanos por nacimiento, no por definición administrativa

por Shay Clipson

Romany Way

El 31 de agosto de 2015, el Gobierno del Reino Unido introdujo una modificación en su Política de Planificación de Alojamientos para Travellers[i] (PPTS, siglas de Planning Policy for Traveller Sites) que redefine quién puede ser considerado como gitano o traveller. Tanto la Comisión de Derechos Humanos e Igualdades como diversos activistas y abogados han advertido que, en el mejor de los casos, esta enmienda causará una gran cantidad de confusión y, en el peor, pondrá en peligro la existencia misma de las familias gitanas, romaníes[ii] y travellers del Reino Unido.

La modificación propuesta no sólo obliga a gitanos y travellers a “probar” su origen étnico, sino que también pone en peligro el ya limitado acceso que las personas gitanas y travellers tienen a los servicios sanitarios y educativos.

La nueva enmienda busca definir quiénes son los gitanos y los travellers  de manera tan estrecha que deja a muchas personas fuera del amparo  de importantes protecciones legales tales como las previstas en la Ley de Vivienda de 2004.

Las tres cuestiones clave a las que deben responder las familias para caber dentro de la nueva definición propuesta son: (a) si el grupo familiar ha llevado previamente una forma de vida nómada y las razones por las que ha dejado su modo de vida nómada; (b) si tiene la intención de retomar un modo de vida nómada; y (c) cuándo y en qué circunstancias lo hará.

El estatus étnico, la condición de pertenencia a una minoría étnica, de los Romá, los gitanos y los travellers del Reino Unido ya ha sido reconocido tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea.

La nueva definición no sólo es innecesaria, por tanto, sino que ignora el hecho de que la etnicidad pasa a nuestros hijos y nietos por derecho de nacimiento. En lugar de ello, este nuevo enfoque considera que ser gitano, rom o Irish Traveller  es una opción de ocupación o estilo de vida, y por lo tanto no reconoce el viaje, el nomadismo, como un aspecto importante de nuestra forma cultural y tradicional de vida, de nuestra cultura étnica en el Reino Unido, protegido por el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos ha advertido al Gobierno de que la enmienda podría infringir el artículo 8 del CEDH (derecho al respeto de la vida privada y familiar), los artículos 4 (derecho a la igualdad) y 5 (derecho a la protección de la diversidad cultural vida) de la Convención Marco Europea sobre la Protección de las Minorías ; y el artículo 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (el derecho de las minorías a practicar su propia cultura y a utilizar su propio idioma).

Esta nueva definición reduce el significado de ser gitano o traveller ya que potencialmente considera gitanos y travellers solo a quienes practican un modo de vida nómada. Las familias gitanas y travellers desesperadas por poder conservar su identidad étnica, su situación jurídica y las correspondientes protecciones legales tornarán a la carretera en un intento de “probar” algo que les corresponde por nacimiento. Nuestra cultura es mucho más que el viaje, el nomadismo. Nuestra cultura incluye nuestro idioma; nuestras reglas en relación con la higiene y la moral; y la importancia atribuida a los valores familiares, la cultura tradicional de vivir en familias extensas y el cuidado de nuestros ancianos y enfermos; y nuestros medios tradicionales de ganarnos la vida. Y para poder vivir plenamente nuestra cultura, necesitamos vivir en nuestras comunidades, en relación con otras familias gitanas o travellers.

Muchos gitanos y travellers viven ahora en casas debido a la grave escasez de lugares para acampar o aparcar la caravana y la dificultad que el nomadismo significa para acceder a la educación y la salud de las familias es también un obstáculo para seguir con la tradición del viaje. Muchas familias pueden cesar temporalmente de viajar para cuidar de un familiar anciano o para procurar escuela y cuidados sanitarios a sus hijos. Otros lo dejan porque han envejecido y necesitan un lugar más estable para vivir. La modificación aquí criticada tiene serias implicaciones para aquellos gitanos y travellers que han comprado un pedazo de tierra y se han instalado en ella, con todos los permisos legales, con sus roulottes o autocaravanas de una manera que les resulta culturalmente, étnicamente, apropiada. No es razonable sugerir que la gente ha “optado” por abandonar su identidad étnica y cultural debido a que viven en casas por un período de tiempo variable y por una variedad de razones genuinas.

La modificación propuesta sitúa a los gitanos y a los travellers en un muy angustiante círculo vicioso: permanecer estático, sin viajar, y perder el reconocimiento de tu origen étnico y con ello tu derecho a tu manera tradicional y cultural de vivir, o tomar la carretera y encontrarte sin lugares de parada autorizados, sin acceso a la educación para tus hijos y acceso limitado a la atención médica. Esta es una opción peligrosa para una comunidad que ya es muy vulnerable, que se enfrenta a niveles muy altos de falta de vivienda, a tasas de suicidio elevadas, a menores tasas de esperanza de vida y a la discriminación permanente y constante.

No sería aceptable si se hubiera obligado a cualquier otra minoría étnica a tener que elegir entre su identidad cultural y el acceso a la salud, la educación y la vivienda.

Por esta razón, el 21 de mayo de 2016, gitanos y travellers del Reino Unido y sus partidarios participarán en una marcha pacífica en el centro de Londres para protestar por la nueva enmienda y hacer valer su derecho a preservar su identidad cultural para las generaciones venideras.

 

                      Texto original del blog OXFORD HUMAN RIGHTS HUB                                                                                                  Traducido del inglés por Nicolás Jiménez


[i] N. del Trad.: Los travellers son una población étnicamente diversa (Irish Travellers o Pavee, Tinkers y English Travellers) asimilados o tratados como si fueran gitanos. Entre Travellers y gitanos existe históricamente una relación de convivencia y mestizaje aunque mantienen conciencia de su diferencia étnica.

[ii] N. del Trad.: En los últimos años, para marcar las diferencias étnicas existentes entre los diversos grupos percibidos como “gitanos” por la sociedad mayoritaria, las propias organizaciones gitanas han empezado a utilizar estas denominaciones e incluso han acuñado un acrónimo, GRT (Gypsy, Roma and Traveller), para referirse a estas poblaciones.