¿Por qué cuesta tanto encontrar documentación sobre el Genocidio Gitano en bibliotecas públicas?

por Ricardo Gabarre

Rroma

Si hay un hecho que cambió la historia del siglo XX, y de los que vienen detrás, sin ningún tipo de duda ese fue Segunda Guerra Mundial (1939 -1945). La guerra más sangrienta de la historia de la humanidad, con más de 60 millones de víctimas. Es una cifra que se dice rápido pero es como si, de repente, desapareciera toda la población de la Península Ibérica.

Otro de los datos sobrecogedores de la Segunda Guerra Mundial es que las víctimas civiles triplicaron a la de las víctimas militares. No importaba si había niños, mujeres o ancianos entre las víctimas. El bando nazi definió además varios blancos: discapacitados mentales, homosexuales, eslavos, comunistas y opositores políticos, testigos de Jehová, judíos y gitanos, principalmente.

Y a pesar de ser el episodio histórico más estudiado del siglo XX, poca información tenemos, al alcance del público, sobre lo sucedido con el Pueblo Gitano. Para empezar, sobre el Genocidio Gitano, conocido como Samudaripen o Porrajmos en lengua romaní, no disponemos de números fiables de víctimas. Algunos historiadores apuntan entre las 220.000 y las 500.000 víctimas, otros sobre las 800.000 víctimas, e incluso se ha llegado a apuntar que la cifra real pudiera estar alrededor del millón y medio de víctimas. Sí sabemos con certeza que en algunas zonas de la Europa ocupada por el “Tercer Reich” llegaron a morir más del 80% de la población Romaní, como son los casos de Croacia o la actual República Checa.

Para aquellos que queremos conocer lo sucedido, el baile de números nos desconsuela bastante. Intentar conocer la historia Gitana no es tarea fácil. Personalmente me ha interesado mucho lo sucedido durante el Samudaripen, pero poca información he podido encontrar accesible al público. Por ejemplo, en Lleida, mi ciudad, he buscado y rebuscado por la biblioteca pública y el resultado ha sido nulo. No he sido capaz de encontrar ningún documento específico sobre el genocidio gitano, en ningún formato, en ningún idioma. Una búsqueda estéril, que lamentablemente puede repetirse en demasiadas bibliotecas públicas.

El Antigitanismo ha intentado borrar nuestras huellas en la Historia, de hecho han intentado incluso borrarnos de la faz de la tierra. Hubo muchos y oscuros acontecimientos ligados a la población gitana en la Alemania Nazi. En 1927 se crean los primeros campos de internamiento y trabajo forzoso para gitanos, en 1934 empezaron campañas de esterilización con mujeres gitanas, en 1938 tuvo lugar la “semana de la limpieza gitana”, en la que se detuvieron a 700 gitanos y se les envió a campos de concentración.

La Segunda Guerra Mundial se inició en Alemania, antes del 39, contra las minorías étnicas como la gitana o la judía. Sobre los segundos sabemos mucho, sobre los primeros poco.

Es necesario investigar más sobre lo sucedido con el Pueblo Gitano en toda Europa. Es necesario recordar toda la persecución llevada a cabo por el gobierno de Hitler, para que la historia no se repita. Es necesario que las bibliotecas públicas tengan una sección de documentación para que toda la ciudadanía podamos conocer la historia gitana y las innumerables persecuciones sufridas.